Los grandes desafíos presentes en la digitalización de las cadenas de suministro

Las cadenas de suministro y la logística contemplan una compleja variedad de procesos que ya no se pueden gestionar sin la digitalización. Evalúe el caso de grandes tiendas minoristas como Alibaba o Amazon: No almacenan inventarios reales, sino que abastecen a millones de consumidores y empresas de todo el mundo día a día, teniendo en cuenta que manejan cientos de miles de proveedores de productos y que operan a escalas nunca antes vistas. Ya no es práctico hacer las cosas bajo los viejos métodos.

Desde UPS que busca brindar servicios de impresión 3D en sus tiendas, hasta Amazon que hace pruebas para entregas a través de drones no tripulados… todas las grandes empresas en todo el mundo están avanzando hacia la digitalización de sus cadenas de suministro. La transición hacia una economía digital es quizás el cambio más grande y radical en la historia de la economía, y ha transformado la forma en que operan las empresas. Ha cambiado y seguirá cambiando la manera en que diseñamos, planificamos, fabricamos, enviamos y operamos productos y activos.

Sin embargo, la digitalización a gran escala de las cadenas de suministro conlleva sus propios desafíos.

Desafíos en una cadena de suministro digital

Un desafío importante en la digitalización de las cadenas de suministro es la falta de preparación adecuada. La mayoría de los dueños de negocios están de acuerdo en que la economía digital afectará positivamente sus negocios. Sin embargo, una fracción muy pequeña tiene planes para adoptar realmente las nuevas tecnologías. A pesar de la rápida digitalización que hemos visto en la última década, muchas empresas aún se encuentran en una etapa temprana de la madurez digital.

Entonces, ¿cómo afecta la economía digital a las empresas? La respuesta a esta pregunta está más allá del enfoque sobre el alcance de las transacciones digitales. Gracias a que ahora hay más información y mayor poder de compra, los consumidores demandan cada vez más productos de mejor calidad y personalizados para satisfacer sus propias necesidades. Requieren una cadena de suministro dinámica que pueda atender sus solicitudes en el menor tiempo posible.

Luego está el aspecto financiero en sí mismo. El concepto de transacciones digitales no es nuevo y ha existido durante muchas décadas. Sin embargo, las tecnologías desarrolladas en la historia reciente, como es el caso de Blockchain, han transformado la idea de las monedas digitales hacia redes de pago entre pares más seguras y descentralizadas. Si bien la idea de pago a través de las criptomonedas aún no se ha convertido en algo común, es solo una cuestión de tiempo antes de que Blockchain traiga consigo cambios para el proceso de las cadenas de suministro para siempre.

Si bien la digitalización de las cadenas de suministro ha automatizado muchos procesos, no ha respondido adecuadamente preguntas como, por ejemplo: ¿Dónde se origina un producto? ¿Quién es el verdadero dueño de un producto? ¿Es cierto un producto, se trata de uno genuino o falso? Todas estas preguntas cuestionan la integridad de una red de cadenas de suministro.

Considere el ejemplo de un fabricante de teléfonos inteligentes que ensambla diferentes componentes y depende en gran medida de las redes que suministran circuitos integrados, chips de computación, etc. ¿El fabricante sabe con seguridad si una CPU móvil es un producto ARM genuino o una réplica? Los fabricantes de chips, a su vez, confían en sus redes de suministro de materiales semiconductores, transistores y otros componentes. ¿Pueden rastrear el origen de un transistor defectuoso o un semiconductor no original?

Todas las partes involucradas en la fabricación de un teléfono inteligente, desde proveedores de materias primas hasta fabricantes de chips y proveedores de componentes electrónicos hasta los propios fabricantes, pueden tener algún tipo de digitalización en su sistema, pero no existe un acuerdo unánime sobre estándares para el manejo de la información. Las empresas se muestran renuentes a ceder el control de sus datos o adaptarse a los estándares establecidos por otra empresa. Como resultado, hay muchas incógnitas en la ecuación. En cualquier punto de la cadena de suministro, los datos se pueden cambiar, manipular o corromper, lo que puede dar como resultado que un producto defectuoso o falso llegue a los consumidores finales.

La solución

No hay una solución generalmente aceptada para estos problemas de las cadenas de suministro. Sin embargo, Blockchain es una tecnología que potencialmente promete mucho.

Blockchain es una tecnología de contabilidad descentralizada y distribuida que se puede utilizar para registrar transacciones, establecer la autenticidad de los artículos de valor y rastrear el origen de cada producto hasta sus materias primas. Hará que toda la cadena de suministro sea mucho más transparente y altamente resistente a la manipulación de datos y la corrupción.

Blockchain ya se está implementando para transformar las redes de cadenas de suministro. Compañías como Walmart y Starbucks han desplegado sus redes de bloques para establecer la originalidad de sus productos, así como rastrear el origen de artículos y materias primas defectuosas, de menor calidad o falsificadas.


Las implicaciones de esto son enormes. Si las cadenas de suministro de todo el mundo adoptaran Blockchain, transformaría la forma en que se entregan los bienes y servicios. Los alimentos y los artículos para el cuidado de la salud pueden elaborarse y entregarse con más seguridad, la falsificación de la moda y los artículos de lujo pueden reducirse, la propiedad auténtica de los productos puede establecerse para evitar robos, las posibilidades son ilimitadas. Todo esto conducirá a las industrias globales hacia una mayor transparencia y prácticas éticas.

Fuente: Nemflash.io

Versión adaptada por Anjiru M.