Forbes: La tokenización de los datos de la salud podría revolucionar el futuro de la industria

No es ningún secreto que nuestros datos de salud tienen mucho valor.

Según las cifras de PwC, se espera que el mercado de la salud se cotice en unos USD $61 billones en todo el mundo para 2020. Un informe adicional publicado por Transparency Market Research sugiere que para el 2025 el mercado mundial de la salud digital alcanzará los USD$ 536,6 billones.

Sin embargo, si bien esto presenta una gran oportunidad para la industria, las personas deben tener la confianza suficiente para animarse a compartir sus datos de salud. Y ahí es donde entra la tecnología de las redes de bloques.

La Fundación HIT cuya sede principal se encuentra en Suiza, ha estado explorando la utilidad de los procesos de tokenización de los datos de salud, indicando que el uso de la tecnología Blockchain puede ayudar a transformar la industria de la salud.

A medida que los costos de atención médica continúan aumentando, el enfoque tradicional de gobernanza vertical mayormente empleado por los sistemas de gobierno ya no es manejable ni sostenible, dijo Elizabeth Chee, directora de operaciones de la Fundación HIT. Esto se traduce en una disminución de los presupuestos para los proveedores de atención médica, los cualestambién luchan por mantenerse operativos a pesar de los altos costos.

Chee agrega que los desafíos actuales en el cuidado de la salud provienen de los problemas asociados al manejo, información e intercambio de datos, los cuales van desde el almacenamiento de información en silos centralizados hasta reclamos por fraudes.

“Esto ha llevado a que se vean comprometidos los niveles cumplimiento y transparencia de los procesos, ya sea del lado de los reguladores como de los pacientes, por lo que ahora se hace necesario manejar estándares más elevados” dijo Chee. Por lo tanto, se requiere un cambio fundamental en el enfoque, impulsado de abajo hacia arriba, permitiendo a la población – capacitando no solo a los pacientes sino también a los individuos sanos – gestionar sus datos y sus prácticas asociadas con la salud de manera proactiva.

En el White Paper publicado por la Fundación HIT, esta afirma que está ofreciendo un “mercado que permite a las personas digitalizar y monetizar sus datos de salud, así como rastrear su uso”. Para lograr esto, la plataforma apunta a resolver tres problemas actualmente muy presentes:

  • La monopolización de los datos de salud, los cuales son almacenados en silos de información.
  • La falta de incentivos para que las personas registren, digitalicen y actualicen sus datos de salud.
  • La privacidad de los datos.

Para ello, la Fundación HIT anunció la creación de su propio token, HIT, con el cual una persona puede otorgar acceso a sus datos y monetizarlos a través de la red Blockchain de NEM, mientras que un contrato inteligente determinará la forma en que los hospitales, las instituciones de investigación o los responsables de la formulación de políticas harán uso de los mismos. Para los 3,6 mil millones de personas que carecen de acceso a los servicios de salud, la tokenización de los datos también podría respaldar el ingreso básico universal, así como los pagos regulares a ciudadanos.

Para Chee, la tokenización de los datos de salud tiene un gran potencial ya que democratiza la propiedad y facilita el uso de los datos:

“Usted determina con quién desea compartir sus datos, en qué medida y cómo desea que sean compartidos o utilizados. Sabrá con total transparencia quién está solicitando sus datos y con qué propósito. Al final, podrá tomar la decisión de dar su consentimiento o no”.

La recopilación de datos médicos se ha convertido en una industria multimillonaria. Una encuesta encontró que el 54% de los alemanes estarían dispuestos a enviar sus datos de salud si recibieran beneficios reflejados en sus seguros médicos, mientras que en Francia, el 99% de los encuestados indicaron que pondrían esta información a la orden si recibieran a cambio recompensas en efectivo. Sin embargo, un estudio adicional mostró que el 79% de los alemanes querían poder de decidir quién/quienes tenían acceso a sus datos de salud.

Teniendo en cuenta los beneficios que puede ofrecer la red Blockchain al mercado de la salud, se espera que esta tecnología pueda ser adoptada rápidamente por los participantes de la industria.

Servicios de monitoreo en el hogar

Muchos profesionales de la salud e investigadores en todo el mundo ya están explorando la tokenización de los datos de salud. Varias iniciativas exploratorias abordan cómo podría abordarse la salud mental para asegurar que un paciente reciba la medicación correcta.

Según Arcun Tanju, director ejecutivo de Affinity Home Care – empresa que brinda servicios de atención domiciliaria no médica y provee sistemas personales de monitoreo para el abordaje de emergencias -, la tokenización de los datos de salud también puede ayudar en el monitoreo de valores en personas mayores, ayudando a mejorar los resultados.

Añadió que los incentivos por tokenización motivarán a los adultos mayores a digitalizar sus datos de salud que, a su vez, serán aprovechados para desarrollar nuevos servicios preventivos para ellos. Al respecto Arcun comentó:

Esperamos una amplia adopción por parte de los adultos mayores debido a la disponibilidad de estos servicios preventivos. Si bien se benefician de las nuevas capacidades, serán elegibles para recibir servicios gratuitos ofrecidos por las instituciones en la red de salud digital”.

En la actualidad, Affinity Home Care ofrece servicios de monitoreo personal de emergencia a través de  dispositivos IoT. Estos hardwares y el software del servidor podrán participar en la red digital de salud basada en Blockchain desarrollada por la Fundación HIT.

Al respecto, Arcun comentó:

“Con las nuevas capacidades basadas en los datos recopilados, podremos brindar servicios preventivos y de mayor calidad para que las personas mayores puedan disfrutar de una vida más placentera y al mismo tiempo reducir el costo general en la atención médica”

Fuente: Nemflash.io

Versión adapatada por Anjiru M.